Mami Esto Está Chuli
curiosidades juegos peques

CRÓNICA DE UN HUEVO

Los abuelos se fueron de vacaciones a finales de Agosto y le trajeron a los peques algunos regalitos. Entre ellos venía un huevo muy curiosete.

La verdad es que nosotros no lo conocíamos y a los peques les llamó mucho la atención.

EL HUEVO


El huevo fue la atracción del día, bueno que digo, de la semana.  Enseguida buscamos algo transparente para llenarlo de agua y ver el proceso eclosión. Encontramos una pecera y en cuanto lo tuvimos los peques corrieron a buscar su libros y enciclopedias de dinosaurios y entre los dos intentaron adivinar cual sería de todos. 



A partir de ese día, vivimos y casi dormimos alrededor de la pecera y el huevo. Los peques hicieron un trabajo de campo estupendo. Lo primero que se hacía por la mañana antes de desayunar era salir a ver a nuestro amigo el dinosaurio. 


No he dicho que la “incubación” del huevo la comenzamos un domingo por la tarde y hasta el lunes por la noche el huevo no empezó a mostrar señales de agrietamiento. 

Así mas o menos agrietado siguió hasta el miércoles que por fin……. tara tara tara….. redoble de tambores……… ECLOSIONO Y SALIÓ LA PEQUEÑA CABEZITA DEL DINOSAURIO.



Los peques lo celebraron muchísimo. Todo el mundo que llegaba a casa, era invitado a ver la cabeza y el ojo del dinosaurio (no me digáis que no es interesantísimo).


El jueves ya nos encontramos que había sacado medio cuerpecillo y las patas delanteras, lo que le causó una gran decepción a Fran porque según su teoría de paleontólogo debía tener aletas porque era un dinosaurio acuático. No veáis lo que me costó explicarle que aunque estuviera en agua no significaba que fuera acuático.


Ya el viernes después de un proceso bastante largo ( en mi pueblo se suele decir mas largo que el parto de una burra ) salio nuestro dinosaurio totalmente, y ya pudimos observarlo con mayor detenimiento. 


La verdad es que fueron unos días bastante divertidos. Ellos aprendieron muchísimo sobre los procesos de incubación y eclosión de los huevos y fueron observando como se iba abriendo poco a poco mientras se descamaba el huevo. 
El dinosaurio después de unos días se va encogiendo, pero si lo metemos otra vez en agua, adquiere su forma original


Totalmente recomendable para los peques de la casa, y para las mamis curiosas también.

¿Te animas a dejarme un comentario? 
Me hará mucha ilusión 

¡¡FELIZ DÍA!!

You Might Also Like...

No Comments

    Deja un comentario

    SEGUIR ESTE BLOG

    SEGUIR ESTE BLOG

    FireStats icon Powered by FireStats
    A %d blogueros les gusta esto: