Mami Esto Está Chuli
bebe crianza familia Uncategorized

Dosis de realidad l: Deja de soñar despierta

ay

Hoy no iba a publicar, pero he decido que voy a empezar una nueva sección en la que voy a ir contando anécdotas y vivencias de mi día a día como madre, bueno como tri-madre. Lo voy a llamar Dosis de Realidad en honor a las cosas que nunca imaginé que me pasarían, o que siempre he oído en los demás y no pensabas que me pasarían a mi, lo contrarío de lo idílico.

Serán cosas que seguro que habéis pasado más de una, pero que al contarlas aquí me servirán de desahogo y así compartiéndolas quizás me ayudáis contándome que no soy la única a la que le pasa todo esto.

1ª entrega. Dosis de realidad I: Deja de soñar despierta. 

Mi abuela solía usar una frase que así a simple oída no sonaba nada bien pero que es una verdad como un templo, y no es otra que “escupe pa´arriba y te caera en la frente”. Y eso es precisamente lo que me pasó a mi ayer.

Desde que empezó el colegio llevamos una organización bastante buena (lo contaré más detenidamente), pero hasta yo misma estoy sorprendida. A las 8.30 estamos saliendo de casa con los niños arreglados y hasta las camas hechas.

Antes de ayer por la mañana hablaba con una mama en la puerta del cole, ese lugar que se convierte en un hervidero de confesiones de todo tipo,  de que iba a prepararme unos menús semanales sobretodo para las cenas de los peques, porque cuando llegamos del parque o de las actividades y toca cena, la nena empieza con su “hora mala” y me agobio un poco aturullandome  para ver que les preparo y para preparársela. Por lo que todos los días lo tendría todo más o menos preparado.

Lo hablé con tanto convencimiento que hasta yo me creí, nada se me iba a escapar. Ya me veía yo dejándolo todo fluir, cantando mientras cocinaba y ya me veía yo como Julie Andrews en sonrisas y lágrimas, con mi tribu de niños, controlados, encaminados y tranquilos.  Tal era mi euforia que ese mediodía mientras la pequeña dormía la siesta y los mayores jugaban decidí sacar mi vena culinaria y marcarme unas hamburguesas caseras de verduras varias.

Todo fue genial, las hamburguesas hechas con una pinta buenísima (prometo las recetas), la cocina recogida, fui a recogerlos de inglés, los llevé al parque, nos bajamos a ver a mi madre, ducha, cena y niños durmiendo a las 21.30. Todo controlado.

Ayer por la mañana me levanté con bastante energía y tras preparar los almuerzos de los peques decidí poner un cocido. Llené mi olla, eché la carne, las verduras, los garbanzos y a cocer. Que ya se yo que igual todavía hace calor, pero como aquí somos muy de cuchara y los nenes se lo comen bastante bien, pues tiramos de garbancitos todo el año.

Yo tengo un problema con las medidas de las comidas, y me suele pasar con la pasta, que como dice mi hijo echo para que coma la perra, y con los garbanzos, que o echo muchos o echo para comer más bien pocos. Y ayer precisamente fue uno de esos días que eché muchos.

Una vez terminamos de comer, pensé que con esos garbanzos que me habían sobrado, podía intentar hacer una especie de humus, oye, saldría un poquito más blandito pero estaría sabroso seguro. Cuando había guardado el caldo para hacerle sopa de cena a los niños, separé los garbanzos y me dispuse a echarlos en la Thermomix.

Cuando mire hacía el aparato, el vaso no estaba. El día anterior lo había utilizado para las hamburguesas  y debía estar en el lavavajillas, pero como la masa había desprendido mucho liquido, lo había desmontado y la parte inferior estaba en el escurreplatos. “Sólo me faltan las cuchillas” pensé. 

¿Las cuchillas? ¿dónde están las cuchillas?.

Debajo de alguna taza del desayuno. Pues no.

¿Igual lo metí en el lavavajillas?. No creo, pero nunca se sabe. No, no están. 

¡Ay dios! Las cuchillas, ¡para una vez que desmonto el vaso de la thermomix y no lo monto en el momento!

Y de repente me iluminé. ¡La basura!, seguro que se fue con la basura de ayer sin querer.

Voy al cubo, y la basura no está. Ay dios, ay dios. Se me dispararon las pulsaciones, me subió la adrenalina, la tensión .  Enseguida corrí a preguntarle a papichulo cuando había sacado la basura, a lo que me respondió que esa mañana.

Y es que claro, ya se lo que estáis pensando, no está bien, pero en mi urbanización la gente saca la basura cuando quiere, cosa que a mi me venía de fabula en ese momento, ya significaba que el camión no se la había llevado.

Y ahí me ví, escoba en mano para que me sirviera de gancho a las 15.30 del mediodía directa al contenedor. En un día había pasado de verme como Julie Andrews a una versión bastante deprimente de mi misma. Localicé mi bolsa, entre las otras, (no soy la única que la saca a deshoras) y la saqué, llevándomela a casa disimuladamente, porque si ya me daba corte que me vieran sacar la bolsa del contenedor pues imaginar si me pongo a rebuscar en ella allí mismo en plena calle.

Y allí estaban, entre el la bolsa de las espinacas, y la bandeja del pollo, junto con algún pañal y cartón de leche. Las cuchillas de la thermomix. Las que me habían hecho pasar un mal rato horrible, primero por pensar que vaya cabeza y segundo por el dineral que me podrían costar unas nuevas.

No hay mal que por bien no venga, porque como ya lo decía mi abuela y una ya por un tiempo se da por enseñá, a partir de ahora no me voy a emocionar por llevar unos pocos días de organización, sino que voy a intentar prestar un poquito más de atención a lo que hago, y si no me da para todo, pues que no me de, pero lo primero es lo primero. que ya dicen por ahí que quien mucho abarca, poco aprieta. 

Y a modo de desahogo ya he hecho mi terapia con vosotr@s.

 

¿OS HA PASADO ALGO ASÍ? ¿ALGUNA VEZ HABÉIS TIRADO A LA BASURA ALGO IMPORTANTE Y LO HABÉIS TENIDO QUE BUSCAR? Cuéntamelo todo que al menos me consuele. 

You Might Also Like...

5 Comments

  • Reply
    Aprendemos con mamá
    17 Septiembre, 2016 at 11:06

    Ahora mismo no me acuerdo pero soy muy muyyy desastre como dice mi madre, un día me olvidaré al cabeza jajaja

  • Reply
    Una mamá muy feliz
    19 Septiembre, 2016 at 19:56

    Jjajajajajajaja me parto! Creo que esta sección me va a encantar! Oye que yo he empezado como tu de organizada, todo parece marchar sobre ruedas, un poco agobiailla pero bueno…espero no acabar como tu jajajaj. Oye que nosotros también le damos al cocido hasta en verano, machacadito está riquísimo, hoy mismo ha caído 😉

  • Reply
    Annabel y V
    21 Septiembre, 2016 at 15:21

    Madre mia, vamos, que me toca bajar a la basura a buscarla y me da algoooooooooooo :O ay, me alegro que lo encontraras…. uffff

    • Reply
      mamiestoestachuli
      25 Septiembre, 2016 at 17:29

      jajaja. Pues al final tienes que hacerlo, y gracias que no se habian llevado la basura del contenedor y pude recuperarlas

  • Reply
    Mami Pañales
    9 Diciembre, 2016 at 01:45

    Tranquila!!! Yo volqué,literalmente, un contenedor de basura buscando mi bolsa de basura xq creía q había tirado mi alianza de boda. Entonces mis hijos eran peques y mi cabeza estaba..!! Al final recordé q la había guardado para no perderla jaja . Mi marido casi me mata jaja
    Son épocas donde llevas mucho e intentas hacerlo todo perfecto…Hay q darse tregua. Se sobrevive.
    Así q, ánimo, no eres la única jaja

Deja un comentario

SEGUIR ESTE BLOG

SEGUIR ESTE BLOG

FireStats icon Powered by FireStats
A %d blogueros les gusta esto: