Mami Esto Está Chuli
bebe confesiones Uncategorized

Dosis de realidad lll: 2 no es lo mismo que 3

ay

 

Que 2 no es igual que 3 es cuestión de lógica y matemática. ¿Todos los sabemos? Hasta un niño pequeño te dirá que por supuesto no es igual, que 2 son 2 y 3 son 3, y entonces ¿ porqué en algún momento las madres nos enturbiamos y pensamos que si, que es lo mismo?.

Recuerdo el día en que empezó a pasarme. ¡Ya ves, que si, que total que más da 2 que 3, si tiene lo mismo!. Así fue entrando esa ¿ lógica? en mi cabeza.

Pero lo peor no es como entra, lo peor es que terminas creyéndolo. Y en algún momento llegas a ver el como el número 2 y el tres se funden en uno sólo y es cuando te vienes arriba y ale, nuevo embarazo y derrepente eres madre numerosa.

Según van pasando los meses de embarazo esa fusión perfecta 2-3 se empieza a atrofiar. Y es cuando empiezan a llegar comentarios como ” si es que eres muy valiente”, “tú solita te los has buscado”, “pues nada, si palos con gusto no duelen”, a los que tú sigues respondiendo eso de,” ya ves, si total uno más….. ¿qué más da dos que tres?” y te quedas tan pancha. Pero lo que antes era blanco, ya va tiñéndose de gris.

 

Llega el momento en el que nace el bebe, el número 3. Un momento idílico, precioso, lleno de amor, todo de color rosa. Hasta que llegas a casa, y te das de bruces con la realidad  de que no tienes dos sino tres niños en casa, bueno más bien, 2 niños y un BEBE.  

suma

Dos niños que reclaman tu atención y un bebe del que no puedes separarte un momento porque demanda de ti a cada instante. 3 pequeños. 3. Cada uno con sus necesidades, cada una diferentes, no dos, no, sino 3.

Momento de claridad mental. No es lo mismo dos que tres. Donde comen dos, no comen tres y ninguno de los tres son iguales.

Confundir el dos con el tres me hizo tomar la mejor decisión de mi vida y fue la de aumentar mi familia y tener mis 3 preciosos hijos a los que adoro, muy deseados cada uno de ellos. Pero no os confundais como yo lo hice, o más bien, como logré convencer a papichulo con ese argumento (no se lo digaís).

No es igual, no puedes ofrecer lo mismo de ti misma, cuando tienes uno, que cuando tienes dos, ni cuando tienes tres, ni le puedes ofrecer lo mismo. No voy a entrar en muchos detalles porque esto merece una entrada completa, pero llevo unos días en los que dudo que quizás ultimamente no llego para los tres. ¿Qué significa eso?. No lo se, quizás no soy tan buena madre como pensaba. Quizás sea una racha rara o quizás solo sea que un día en el que confundí el 2 con el 3 también pensé que podría con todo y no es así. La número 3 ha llegado para revolucionarnos, y los pobres del 1 y el 2 se están convirtiendo en más santos que nunca pero también me tienen un poquito menos para ellos.

Todo pasa, y espero que dentro de poco los 4 formemos el tandem perfecto. Mis tres preciosos hijos. Mis tres corazones, porque si. Son 3, los que me hacen tener la vida más plena que jamás pensé tener.

 

corazones

 

Que paséis buen finde. 

 

You Might Also Like...

3 Comments

  • Reply
    Arantxa en mi cajon de sastre
    18 Noviembre, 2016 at 11:45

    Es verdad que lo dice mucha gente , pero la realidad es dos son dos y tres son tres para todo. Buena reflexiónn!

  • Reply
    Emprendedora de Pueblo
    19 Noviembre, 2016 at 09:59

    Hola! yo siempre he querido 3 pero no he podido convencer al padre de las criaturas. Tampoco he insistido mucho, si hubiera insistido seguro que seriamos 3, pero no verle a él convencido me ha echado para atrás. Hay días que añoro un bebé, y días que me alegro de no tenerlo, cuándo no llegó a más y dos se me hacen demasiado. Lo que sí, quítate de la cabeza que seas una mala madre, esos sentimientos se tienen igual con uno, con dos o con tres. Va con la mentalidad de ser buena madre. Una vez me dijeron Que pensar si lo estás haciendo bien es señal de que sí, de que lo estás haciendo muy bien. Somos humanos y nos equivocamos. Y aunque dos no sean tres, mejor para ti, en lugar de dos tesoros tienes tres!

  • Reply
    Aprendemos con mamá
    22 Noviembre, 2016 at 09:31

    Siendo madre de tres niños de 3 a 5 años he de decir que yo por mi parte, también tengo rachas de que me siento que no puedo más pero a la que van creciendo va siendo más fácil. Mi peque ya va a hacer tres años así que ya está hecha una mujercita y hay menos trabajo jejeje

    Un abrazo

Deja un comentario

SEGUIR ESTE BLOG

SEGUIR ESTE BLOG

FireStats icon Powered by FireStats
A %d blogueros les gusta esto: