Mami Esto Está Chuli
crianza cuidados

Fiebre en niños ¿Hacemos algo mal?

 

 

 

Acabamos de salir de una época de fiebres y gripes. En casa quien más y quien menos ha andado pachucho y con al menos algo de fiebre. Lo peor con diferencia lo ha pasado el mediano. Es un niño bastante duro. No suelen darle fiebres altas ni durarle demasiado pero este año lo ha cogido por todos los que no lo había hecho. Llegó a tener 39.7 y durante dos días no logramos que le bajara de 38.6 y estuviera hecho un trapillo con lo que es él.

Yo no me considero muy dramas con las enfermedades de mis hijos, pero oye hay que reconocer que esa fiebre es algo preocupante aunque quieras mantener la calma. Y si a eso le unimos que la abuela le tiene pánico a las fiebres y estaba con nosotros pues te preocupa aún más.

Llevo mucho tiempo que cuando acudo a la consulta de la pediatra, que últimamente es bastante a menudo me llaman la atención unos carteles grandes con colores bastante llamativos. Son los llamados decálogos y uno de ellos es el Decálogo de la fiebre de la Asociación Española de pediatría.

 

DECÁLOGO DE LA FIEBRE

Ocupa media pared de al lado de la puerta, y luego nuestra pediatra tiene otro dentro de la consulta así que es inevitable no echarle el ojo.

Cuando lo leo no puedo evitar pensar que según el decálogo hay muchas cosas que creo no he estado haciendo bien o incluso algunos consejos médicos me han hecho hacerlos mal.

1. Que la fiebre sirve para defendernos contra infecciones de virus o bacterias lo tenía claro pero cuando la fiebre hace acto de presencia todo el mundo se preocupa. No es igual estar con un simple catarro que estar con fiebre y si nos referimos a niños la preocupación se incrementa y nos hace ponernos aún más en alerta.

2.  La fiebre no causa daño celebrar, ni ceguera, ni sordera ni muerte. Seguro que todos hemos oido multitud de historias de casos de fiebre con mejor o peor desenlace. Si que es verdad que la fiebre en si no produce estos daños pero es indicador de que algo va mal y probablemente sea lo que puede provocarlo. Así que no hay que descuidarse cuando hay fiebre. Yo soy muy de pensar que igual son los dientes o los mocos los que producen esa fiebre. Cuando la fiebre supera los 38 o persiste más de 24 horas ya es cuando se recomienda llevarlos al médico y ver que es lo que está intentando combatir  esa fiebre.

3. Algunos niños predispuestos pueden tener convulsiones. Yo he trabajado mucho tiempo en servicios sanitarios y conozco casos de niños que han sufrido están convulsiones y se el susto que genera en las familias las primeras veces que se producen. Una vez están controladas la cosa cambia, y siempre y cuando éstas no se produzcan por la subida extrema de la fiebre, la medicación recomendada no es la misma para una cosa que para la otra, por lo que en la mayoría de los casos los antitérmicos no las evitan y es más se desaconseja administrarlos para evitarlas o durante la convulsión. Una de las cosas que se me grabó en uno de los casos que conocí con convulsiones es que se recomendaba apuntar el tiempo que había durado  para luego decírselo al doctor.

4. Eso de que sólo se debe dar los medicamentos para la fiebre si hay dolor o malestar…. Cuando los niños son tan pequeños como para explicarnos lo que les duele ¿cómo podemos saberlo?.

Por mi experiencia en este tiempo diré que es muy importante su estado general.

El comportamiento.  Si tu niño sigue jugando y comiendo con normalidad, la fiebre alta puede que no sea motivo de alarma. Seguramente no sufra dolor ni malestar, pero si por el contrario el niño está decaído o adormilado y no quiere nada más que estar recostado o tranquilo o incluso quejicoso ya debemos preocuparnos más.

Algunos especialistas también nos dicen que tenemos que tener en cuenta su nivel de actividad. La temperatura de un niño puede ser aún más alta después correr un rato o incluso después de despertarse de su siesta por lo que se recomienda repetir la toma de temperatura un poco después.

Lo de no alternarlos también me lo ha recomendado ahora la pediatra. Dice que prefiere que se lo de cada menos horas pero no le alterne la medicación. Eso con los mayores no pasaba. Por prescripción medica nos aconsejaba alternar el paracetamol y el ibuprofeno. Pero como ahora no se hace pues no se hace.

5. Se desaconseja el uso de paños húmedos, duchas o baños. Mi madre siempre cuenta los baños de que le daba a mi hermano para bajarle la fiebre y yo aún recuerdo la primera vez que el mayor tuvo una fiebre muy alta. Bebe de un año, termómetro que marcaba 39 y apenas bajaba con el antipirético. A todo esto le sumamos madre primeriza. Tras mucho pensar si irnos al hospital o llevarlo a la consulta del pediatra privado, decidí llamarlo por teléfono. Su recomendación fue que le quitara la ropa de cintura para abajo y con una toalla húmeda le envolviera las piernas. Según me comentó así le bajaría la ropa al menos un grado solo al quitarle la ropa. Aún así me recomendó ir al hospital para que le realizaran placas y análisis.

¿Entonces? ¿Se aconseja o no?.  Mi pediatra lo desaconseja, pero en cambio en el hospital alguna vez nos han dicho que le pongamos paños húmedos, eso si, cuando veamos que la fiebre es muy alta, no cuando está subiendo. Así que alguna vez reconozco que lo he hecho, es más esta última vez lo hice, siempre con cuidado que no fuera agua excesivamente fria.

6. No desabrigar o abrigar en exceso. Esto tiene mucho que ver con el punto anterior. Cuando tienes fiebre tienes frio, y quieres estar tapado hasta las trancas. Capas y capas de mantas incluso en verano.

Como ya decía en el punto anterior un pediatra me dijo una vez que solo por quitar ropa se pierde un grado de temperatura. Yo  reconozco que nunca los he dejado desnudito, pero si que por ejemplo una de las cosas que hago es quitarle los calcetines.

Los pies es una de las zonas por las que más calor se pierde y por lo tanto al descubrirlos ayudamos a que esa temperatura baje.

7. El niño debe estar bien hidratado. Cuando estamos con fiebre es más fácil la deshidratación así que se recomienda tomar mucho líquido, en concreto zumos, sopas o caldos que aporten hidratos. ¿Quién no ha oido lo de dale sopita que es muy buena cuando están malitos?.

8. Se desaconseja el uso del paracetamol o el ibuprofeno después de la vacunación para prevenir la reacción. Bueno, eso será ahora, porque cuando mi mayor aconsejaban hasta dárselo antes para evitar que se pusieran malitos, como prevención.

9. Ni el grado de fiebre ni la respuesta al antitermico nos dice la gravedad de la infección. Esta claro que sólo con eso es dificil saberlo. Los médicos suelen tener otros factores en cuenta para diagnosticarlos pero está claro que no es lo mismo tener décimas que tener unas fiebres de 39 o 40.

¿Entonces porque bajamos la fiebre?.

Algunos virus o bacterias proliferan a altas temperaturas además la fiebre también le dice al cuerpo que produzca más células blancas y anticuerpos para luchar contra la infección.
Si la temperatura del niño es demasiado alta, estará demasiado incómodo como para comer, beber, o dormir, lo cual hará más difícil su recuperación.

10. Se deben vigilar empeoramientos y acudir rapidamente a urgencias si aparecen algunos de los signos que se enumeran en este punto. No los voy a enumerar porque son muchos pero está claro que si vemos rigidez, vómitos o manchitas en la piel todos saldriamos corriendo con nuestros hijos y aún más si es recién nacido.

Mi conclusión al leer una y otra vez el decálogo es que lo han creado para que las familias no vayamos corriendo a la consulta al mínimo signo de fiebre. Se que saturamos las consultas y quieren que nos conciencemos de que no deberiamos acudir al menos que lo veamos necesario. Pero ¿dónde está esa delgada linea roja entre la visita necesaria y la prescindible?. A nadie nos gusta acudir a la consulta así por que así ¿o sí?, con la vida social que se hace en la sala de espera…. pero eso mejor lo cuento otro día.

 

¿Conocíais este decálogo de la fiebre?  

Feliz día

You Might Also Like...

4 Comments

  • Reply
    Emprendedora de Pueblo
    29 marzo, 2017 at 08:20

    Vaya, siento la época de estar malitos que lleváis. Lomde informarse y tener el decálogo en la pared me parecen muy buena idea. Pero informarse cuando están bueno que nos ponemos menos taquicardicos. La pequeña veces se pone mala, pero el mayor me tiene “preocupada” porque desde que tenía 3 años nunca ha estado malo😅Y tiene 7!!!!

    • Reply
      mamiestoestachuli
      4 abril, 2017 at 20:20

      Eso es bueno. Mi mayor era muy de ponerse malo los viernes jejej. Era impresionante. Ahora ya parece que va mucho mejor. El mediano en cambio que nunca se pone este año ha tenido unas fiebres terribles.

  • Reply
    Mony
    4 abril, 2017 at 07:17

    Espero que remontéis de la época de fiebres. Por aquí el mayor es el más alarmante con las fiebres, fiebre alta y con vómitos nos avisan que tenemos que visitar al pediatra, siempre son anginas. Me ha sorprendido del decálogo lo de los paños húmedos, por aquí si los utilizamos… besitos

    • Reply
      mamiestoestachuli
      4 abril, 2017 at 20:25

      si ¿verdad? Yo siempre he tenido oido que si se ponen. Una enfermera me dijo hace poco que se debían poner una vez la fiebre estaba ya subida, no para evitar que subiera. Las anginas es que son folloneras. Mucho ánimo

Deja un comentario

SEGUIR ESTE BLOG

SEGUIR ESTE BLOG

FireStats icon Powered by FireStats
A %d blogueros les gusta esto: