Mami Esto Está Chuli
maternidad operacion peques

La operación del peque


Nunca me he considerado una dramamama, más bien si he pecado de algo, ha sido de lo contrario. Fran, nuestro primogénito es un niño un poco “quejica” y eso en muchas ocasiones ha provocado que no le prestara la atención que requería. 


No penséis que os exagero. Os voy a contar una anécdota. 



“” El pasado año, un día empezó a quejarse del oído. Ya había tenido varios episodios de otitis, y yo pues le dí su jarabe y no se volvió a quejar. A los dos días me volvió a decir, mama, me duele el oido y yo no le hice caso, porque sólo se quejó una vez y seguía jugando tan normal. (tengo que decir, que es de  los de me duele al rodilla, el brazo, la nariz, la uña,…. todo le duele). En fin, que cuatro o cinco días después de la primera vez que se quejó del oído tuvimos el cumpleaños de la prima en el campo. Era Junio, así que se celebró al aire libre con un castillo hinchable de lo mas chuli y un montón de juegos, incluyendo un campo de fútbol, con lo que a él le gusta el fútbol. Creo recordar que a los 15 minutos de llegar empezó a llorar, que le dolía el oído y que le dolía mucho. A mi ya me resulto más creíble que estando en un cumple, donde seguro se lo iba a pasar genial empezara a quejarse, así que decidimos acercarlo al centro de salud. 

¿os podéis imaginar la cara que se me quedó cuando el médico nos dio el diagnostico?. Tenía otitis y le estaba perforando el tímpano. En ese momento, tuve el peor complejo de malamadre que haya tenido en mi vida. Pobre de mi hijo. Una otitis aguda y yo no le había hecho ni caso. 

Desde aquel día decidí actuar de otra manera, pero también hablé con él con toda la cordialidad con la que se puede hablar con un niño que en aquel entonces tenía 3 años y medio pero era muy responsable y maduro para su edad. Le expliqué que si se quejaba de todo cuando de verdad no le dolía yo nunca podría saber si era “grave” lo que tenía y si de verdad era necesario llevarlo al médico.”” 

Después de aquello, fue sufriendo numerosos episodios de otitis, más graves, menos graves, con supuración, otitis sólo externas, intercaladas con episodios de anginas con fiebres altas, eso si, muy considerado mi hijo, siempre en fin de semana, para que nuestros planes se redujeran a estar en casa todos juntitos si o si. 

Todas esas otitis nos derivaron al otorrinolaringologo que nos recomendó operarlo de amigdalitis, y ponerle los drenajes en los oídos

Aquí, una servidora también está operada, así que es herencia de su estupenda mama. Está quien hereda los ojos bonitos, la boquita de pinón y las piernas largas, y quien como a el pobre le tocó las anginas del tamaño de una pelota de pin pon, a parte de otras virtudes y no pocas claro. 

Y se acerca el día, es mañana 2 de Octubre, el día en el que mi pequeño tiene que pasar por el quirófano con una anestesia general.  Y yo aunque parezca que estoy de lo más tranquila, no lo estoy. Claro que estoy asustada, me da miedo la anestesia. Me da miedo no saber si la recuperación va a ser buena o va a ser lenta. Me da miedo el pensar como va a reaccionar cuando se despierte de la anestesia y no pueda hablar. Cuando tenga que explicarle que no puede comer cosas sólidas (aunque lo de los helados seguro que no le importa), que está en un hospital porque le han curado la garganta y los oidos y en general me da miedo porque pasa por un quirófano y solo tiene 4 años. 

Pero tengo que aparentar tranquilidad. A él hemos decidido NO decirle nada, y la verdad no se si hemos hecho bien o mal, pero conociéndolo y sabiendo que él a pesar de ser tan pequeño no se toma las cosas a la ligera y le da mil vueltas a todo, va a estar haciéndonos preguntas y va a empezar a decir que no quiere y no quiere. Así que cuando nos montemos en el coche mañana bien tempranito para ir al hospital y pregunte donde va, le diremos que al médico de la garganta, y una vez allí ya habrá tiempo de explicárselo. 

Como parte buena, su santo es 2 días después, y titichuli, padrinochulo, y abueloschulos han preparado algunos regalitos que sabemos que les van a gustar mucho mucho para dárselos a la vuelta del hospital, además de que iremos armados de tablet, libreta, colores y libros. 

También nos queda la posibilidad de que la operación se retrase. Tiene mocos y lógicamente allí tendrán que valorarlo. Así que si creen conveniente que no se opere, estaremos a la espera de que los dichosos mocos nos abandonen, que con mi experiencia de madre, calculo que será para la primavera del 2016, aunque prefiero egoistamente que sea antes de que nazca la hermanita, así podré dedicarme únicamente a él, pero eso no depende de mi además está noche ya se ha quejado del oido. ¡Pobre que noche hemos pasado!

Así que desahogándome con vosotr@s os digo como madre con el nivel de hormonas al máximo que: 


  • Si, tengo miedo  y siento angustia.
  • Si, quiero aparentar tranquilidad.
  • Si, me da miedo la angustia por la separación, que se sienta sólo, abandonado, que tenga miedo en general.  
  • Si, me preocupa mucho como va a reaccionar después de la operación.
  • Si, tengo miedo a que le duela. 
  • Si, estoy convencida de que todo va a salir bien.
  • Si, la gente que tengo al lado es un solete y sabe que yo no necesito que me digan los contras, sino todos los pros, y así lo hacen. 
  • Si, se que mi gente va a estar ahí preocupándose por él. 
  • Si, estoy convencida de que es lo mejor para él. 
Os dejo una hoja que he preparado por si el peque no puede hablar cuando salga del quirófano. De las cosas que recuerdo cuando fue mi operación era la impotencia de no poder comunicarme con mi madre para decirle lo que me pasaba, pero claro yo era un más mayor y sabía escribir así que con una libretita y un bolígrafo se arregló el problema. Ahora con él he tenido que buscar mis mañas  y diseñar una hoja con imágenes para que él me las señale o por lo menos intento que sea lo más fácil para él.



Os iré contando como nos va todo. La hoja con los dibujos la tengo impresa y guardada en la carpeta del hospital. 

Que paséis buen día

You Might Also Like...

2 Comments

  • Reply
    Una mamá muy feliz
    5 Octubre, 2015 at 10:11

    Qué tal todo!? parece ser que ha salido bien, verdad!!??

    Qué valiente eres!! no sé como puedes mantener el tipo…

    Mucho ánimo. Besossssssal peque y a tí

  • Reply
    mami esto es chuli chuli
    5 Octubre, 2015 at 10:15

    Hola. Siii todo salió bien. La recuperación un poco dolorosa pero es un niño muy fuerte. No te creas que soy tan valiente, sólo intento ser optimista. ¡Muchas gracias de verdad!. Un besazo

Deja un comentario

SEGUIR ESTE BLOG

SEGUIR ESTE BLOG

FireStats icon Powered by FireStats
A %d blogueros les gusta esto: