Mami Esto Está Chuli
Uncategorized

Nos crecen los enanos

    La entrada de hoy no tiene nada que ver con cosas chulis. He tenido un parón bloguero durante estos días, pero es que han sido un poco complicados.

    Hace unos días pequehabichuelilla nos dio un susto. Una noche empece a tener hemorragias, y la verdad, y como es normal nos asustamos mucho. Directamente dejamos a pequeprincipes con los abuelos y nos fuimos al hospital. Allí tras revisarme vieron que tenia un hematoma pero que pequehabichuela se encontraba bien. Para mi fue una sorpresa, porque la verdad no tenia muy claro que bebe estuviera sano y salvo pero tampoco me resistía a la idea de que nos hubiera abandonado. Así que mientras esperaba a que las ginecólogas me pudieran atender, ya que se encontraban en una cesárea de urgencia, yo tuve una conversación con habichuelilla y le pedí que se quedara. Que va a ser superquerido, que sus hermanos esperan con ilusión su llegada y su papichulo y su mama están deseando que nazca san@, que es un bebe deseado y que no nos vamos a rendir ninguno tan fácilmente.  Una vez lei que existe una conexión expiritual entre un bebe y su madre. Una comunicación especial desde el primer dia en que se pieza a gestar esa vida dentro de ti. Así que cuando la ginecóloga me dijo mira aquí esta tu bebe y se está moviendo me dio un vuelco el corazón. Mi bebe y yo ya nos entendemos, ya nos queremos y ya estamos tan unidos fisica y emocionalmente que nada nos separara.
Tuve que quedarme ingresada porque el hematoma era bastante grande y querían controlarme mientras tuviera hemorragias. He pasado dos días en el hospital, dos días en los que he echado de menos a pequeprincipes como si estuviera semanas sin verlos. Granprincipe me llamaba y me preguntaba: – mama, ¿que te están haciendo? ¿porque no vienes? ¿le están haciendo radiografías al bebe?. No dejara de sorprenderme sus inquietudes y dudas a sus 4 años, es un niño tan maduro…
    Pequeñoprincipe me decía: – mama ¿ha exo foto a bebe? ¿duele la barriga? (me encanta, es como un pequeño oso amoroso)

    Así que aquí estoy yo con dos niños y a reposo absoluto. De la cama al sofá, del sofá al sillón del balcón y del sillón del balcón a la tumbona, que por suerte al tener la piscina mientras pequeprincipes se bañan yo me tumbo en la hamaca de la piscina.  Mi madre se ha cogido vacaciones en su trabajo y ha decidido cuidarme. Nadie te cuida mejor que mama. Y papichulo pues  le toca colaborar en casa un poco mas de lo normal.

    Mañana me toca visita al hospital, para la revisión del primer trimestre, y ya me diran cuanto tiempo durara este reposo. Aunque la verdad que dure lo que tenga que durar lo primero es que pequehabichuela este bien.

    Pero esto no es todo, esta mañana he recibido una llamada, una llamada desde el hospital, granprincipe tiene que ir el miércoles a las pruebas para el preoperatorio. Lo tienen que operar de anginas, vegetaciones y el oído y no os imagináis la impotencia, impotencia como madre de no poder acompañar a mi hijo, de tener que quedarme en cama, mientras se que a mi peque le están sacando sangre y poniéndole la fecha de su operación. Se que estará bien, ira con papichulo y la abuela, pero aun así me siento mal, me queda un poco de sentimiento de madre que abandona a su hijo cuando mas lo necesitad. Se que no es así, pero no puedo remediarlo, la fiesta de hormonas de mi cuerpo me tiene totalmente dislocada. Igual lloro que igual rio.

    En fin, siempre hay días malos. Yo soy de las que piensa que después de todo esto vendrá algo bueno, y os lo contaré.

” confia en el tiempo suele dar dulces soluciones a amargas dificultades” 

You Might Also Like...

No Comments

    Deja un comentario

    SEGUIR ESTE BLOG

    SEGUIR ESTE BLOG

    FireStats icon Powered by FireStats
    A %d blogueros les gusta esto: